¿Cómo trato la piel tras un peeling químico?

 en la categoria Cuidados tras tratamientos estéticos

Con el tiempo y el día a día es inevitable que aparezcan algunas imperfecciones en la piel. Con el paso del tiempo aparecen las arrugas. Esta aparición puede verse retrasada con un cuidado específico y correcto de la piel en general, y de la piel del rostro en particular. En la búsqueda de la eterna juventud y del cuidado continuo del estado de la piel, surgen muchas técnicas destinadas al perfeccionamiento de la misma.

¿Qué es un peeling?

El peeling es un tratamiento cosmético que regenera la piel mediante el desplazamiento de células muertas. Es decir, el peeling disminuye imperfecciones faciales como marcas, manchas o hiperpigmentaciones para así rejuvenecer la piel, con el objetivo de que su estado sea perfecto.

El peeling facial es un tratamiento estético que se realiza en un centro médico-estético en el que se pretende mejorar el estado de arrugas, marcas o manchas mediante una técnica de exfoliación, con la cual eliminamos las células más superficiales de la piel.

Para conseguir buenos resultados se suelen aplicar algunos ácidos como: glicólico, salicílico, resorcina, mandélico, fenol o tricloracético. También existen peelings específicos para diferentes patologías, como es el caso del acné, en los que se suele aplicar activos como los alfa hidroxiácidos.

Los resultados buscados son: obtener una piel lisa, luminosa, suave y joven.

Tipos de peeling

Según la profundidad del peeling podemos distinguir entre varios tipos diferentes.

  • Peeling mecánico: es el caso de la dermoabrasión, donde se aplican cepillos o rodillos.
  • Peeling físico: se aplica un agente físico para disminuir la capa más superficial de la piel, como exfoliantes, a base de partículas sólidas.
  • Peeling químico superficial: se produce aplicando productos químicos, normalmente ácidos, sin necesidad de abrasión o movimientos mecánicos.

Consejos para mantener una piel joven

Los especialistas afirman que es posible frenar el proceso de envejecimiento un poco. No obstante, para ello resultará imprescindible seguir al pie de la letra los siguientes consejos.

  • Mantenerse en forma, realizando ejercicio todos los días.
  • Evitar excesos y seguir una dieta equilibrada en frutas y verduras.
  • Protegerse de forma adecuada de los rayos del sol para evitar eritemas solares.
  • Minimizar el estrés y ser emocionalmente estable.

Además de estos consejos para favorecer el estado de la piel podemos usar técnicas de cuidado específico como los peeling comentados anteriormente.

El peeling químico

En un tratamiento de peeling químico se aplican sobre la piel diferentes ácidos. Antes de cualquier exfoliación química es necesario seguir algunos cuidados en la piel para así mejorar los resultados y recudir posibles efectos secundarios. Por ejemplo, lavarse la piel minuciosamente.

Este tratamiento estético se produce mediante una exfoliación de las capas superficiales de la epidermis para reducir arrugas, manchas, marcas o cicatrices producidas por el paso inexorable del tiempo.

Al ser un tratamiento agresivo, se deben seguir unos cuidados de la piel específicos.

Cuidados de la piel tras un peeling químico

  • Hidratar y lavar la piel: no utilizar jabones y siempre con agua tibia.
  • No utilizar maquillajes ni productos químicos.
  • No tocar la zona afectada: así evitaremos poder infectar la piel.
  • Cuidado con el sudor: el agua del mar o la piscina tampoco se recomiendan.
  • Beber mucha agua: para mantener una piel hidratada constantemente.
  • Utilizar una crema protectora solar: es obligatorio al menos un mes después de la primera intervención y se debe aplicar diariamente. Pero es importante evitar el sol.
  • Utilizar cremas cicatrizantes: siempre que estén testadas dermatológicamente, como Blastoactiva de Almirall.

Otros tratamientos cosméticos

Los tratamientos estéticos pueden ocasionar efectos secundarios en la piel. Algunos de los efectos pueden ser: hiperpigmentación, eritema, prurito, sequedad o enrojecimiento.

Estos son algunos de los tratamientos cosméticos más utilizados y que pueden dejar huella en tu piel.

  • Laseroterapia: eliminación del vello corporal.
  • Dermoabrasión para alisar la piel y eliminar manchas, arrugas y cicatrices.
  • Electrocoagulación superficial para la eliminación de verrugas.

Peeling químico

¿Qué hacer para paliar los efectos secundarios?

Tras habernos sometido a un tratamiento estético más agresivo es muy importante tratar la piel de la manera correcta, proporcionándole a esta hidratación, nutrición y capacidad regenerativa para que cuanto antes pueda alcanzar su estado normal. Esto lo podemos conseguir con la aplicación post tratamientos de una crema regenerativa como Blastoactiva de Almirall.

Blastoactiva está pensada para paliar los efectos de lesiones de la piel leves. Esta crema tiene un gran poder regenerador, ya que acelera la reparación dérmica y reduce el tiempo de recuperación.

La centella asiática, principal ingrediente de Blastoactiva, cicatriza y regenera la piel. El resultado es una piel renovada, después de haber pasado por un tratamiento estético agresivo como puede ser el peeling químico.

 

Mª Luisa García García – Licenciada en Farmacia
NºCOLEGIADA 2532 – COF de Badajoz

Últimas publicaciones

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Resolveremos todas tus dudas

Ya soy consumidor de Blastoactiva
Enviar