Protege tu piel contra el frío con Blastoactiva

 en la categoria General

Agentes externos como el frío, la humedad, el viento o la contaminación pueden dañar las capas superiores de la piel, sobre todo en personas con pieles sensibles o con enfermedades cutáneas como la dermatitis atópica.  Blastoactiva, de laboratorios Almirall, es un tratamiento dermoreparador que hidrata la piel para que esté más sana y tenga un aspecto más saludable. A continuación te damos algunos consejos para proteger tu piel contra el frío.

¿Cuáles son los efectos negativos del frío en la piel?

Una de las funciones más importantes de la piel es la de hacer de barrera protectora que nos aísla y protege de posibles agresiones externas.

El frío y los cambios bruscos de temperatura provocan que la piel esté más seca y que aparezcan en ella rojeces, picor y sensación de tirantez. En otras palabras, en ciertas épocas del año notamos que la epidermis está más sensible y más frágil y, por tanto, requiere más cuidados, sobre todo a nivel de hidratación.

Las cremas especiales para proteger tu piel contra el frío tienen el objetivo de fortalecer la llamada “barrera hidrolipídica”, una especie de manto ácido formado por agua y sudor que recubre la última capa de la piel (epidermis) y cuyo equilibrio es clave para mantener una piel sana.

La pregunta es, ¿por qué la piel tiene menos hidratación en invierno? Básicamente por factores externos, como por ejemplo el viento, pero también por una cuestión de protección natural del organismo ante las bajada de los termómetros: en el invierno los vasos sanguíneos que se encuentran bajo la piel se contraen para mantener el calor en el interior, por lo que la circulación sanguínea se reduce y la piel recibe menos oxígeno y menos nutrientes, perdiendo así hidratación.

Piel y frío en invierno

Otro de los efectos negativos del frío sobre la piel se relaciona con la exposición solar: muchas veces pensamos que en invierno no es necesario protegerse del sol, pero esto no es cierto. De hecho, aunque la incidencia solar sea menor en estos meses, es muy importante tener siempre crema para tratar eritemas solares en momentos de mayor exposición como visitas a la montaña o al practicar ciertos deportes invernales como el esquí.

Puesto que las zonas con mayor sequedad, rojeces y descamación son las más expuestas a las inclemencias del tiempo (rostro, labios y manos), en muchos casos es aconsejable utilizar, durante el invierno, un hidratante facial específico o una crema protectora contra el frío para proteger la piel.

Blastoactiva: el secreto está en la Centella Asiática  

Blastoactiva es un tratamiento protector y un efectivo reparador dermocelular para pieles agredidas por tratamientos dermoestéticos (láser, peeling, depilación), agresiones superficiales en fase de poscicatrización, tatuajes, marcas de acné superficiales, quemaduras solares e irritaciones provocadas por el frío, el viento o la sequedad.

Puesto que en invierno éstas últimas son más frecuentes y también lo son los cambios de temperatura, Blastoactiva se convierte en un efectivo remedio para que tu piel esté sana y presente un aspecto saludable.

El secreto de Blastoactiva de Almirall está en su composición, para la que se utilizan dos principios activos procedentes de la Centella Asiática, una planta con numerosas propiedades cicatrizantes, regeneradoras, reparadoras, renovadoras, antiinflamatorias, antiirritantes y antimicrobianas. Estos principios activos son el Asiaticósido y el Ácido Asiático.

Aunque ha sido testada dermatológicamente para activar, reparar y renovar pieles agredidas, y aunque por su frescor permite un efecto de alivio a las pieles dañadas, Blastoactiva no incluye ningún componente antibiótico, lo que amplía sus indicaciones al uso cosmético como crema para el frío, tratamiento reparador o crema hidratante.

Proteger tu piel contra el frío

Cómo proteger tu piel contra el frío en invierno

La utilización de cremas para el frío no es el único consejo para proteger tu piel contra el frío.

A continuación enumeramos algunos más:

  • Protege bien las zonas especialmente expuestas, como la cara, manos y labios, e intenta utilizar ropa fabricada con tejidos naturales como el algodón que no irriten la piel.
  • Independientemente del tipo de piel que tengas, pero especialmente si esta es seca, aumenta la hidratación en los meses fríos en todo el cuerpo.
  • Utiliza un hidratante facial o una crema específica para la cara y un bálsamo labial que incluya protección solar.
  • Evita el contacto directo con fuentes de calor como chimeneas, aires acondicionados, estufas o bolsas de agua. El calor directo en la piel puede causar quemaduras y otras alteraciones que debilitan y resecan la piel dañándola.
  • No olvides que la hidratación viene desde dentro y se refuerza desde fuera. Es decir, que además de enriquecer tu piel con cremas como Blastoactiva, para tener una piel sana tienes que incorporar a tu dieta alimentos ricos en vitaminas A y C como frutas y verduras, y mantener una correcta hidratación bebiendo suficiente agua.
Últimas publicaciones

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Resolveremos todas tus dudas

Ya soy consumidor de Blastoactiva
Enviar